La maldición del cromosma X


No sé si la primera en bajar del árbol fue hembra o si el fuego lo empleó una primigenia ama de casa hastiada del mamut crudo. Dicen que tras cada gran hombre hay una gran mujer. Si es por Napoleón, esta relación de proporcionalidad no ayudaba a Josefina. Eso me lleva a preguntarme: ¿qué estatura tendrán los esposos de las grandes mujeres de la Historia humana?

Ellas no lograron adelantarse en el tiempo para ver el panorama actual. Dudo que Eva supiera cuántas culpas arrojarían hasta hoy sobre sus hombros estigmatizando a sus iguales desde que la incriminaron por el pecado original, incluso sus iguales la culpan a ella, porque no se sabe cuál de los activos de la herencia (menstruar y los dolores de parto) es peor.

No creo que Helena imaginara que iba a permanecer para siempre como culpable de una guerra extensa y tortuosa y el invento de los caballitos de palo, aunque luego responsabilizaran de eso a los rusos.

La Malinche no avizoró su inserción en la Historia como traidora y “vendepatria” ni la famosa Ana Bolena calculó la extensa vida que, tras su insistencia, tendría la Iglesia anglicana, poco vio de ella, pues perdió la cabeza antes de gozar realmente del Trono, por gozar de otros placeres prohibidos (adulterio e incesto).

Cleopatra, Judith, Clitemnestra, Mata Hari, Frida Khalo, Marilyn Monroe, femmes fatales de las que aún hoy se habla, ponen misticismo y un poco de morbo sobre la figura femenina, porque con sensualidad, talento y carácter se tatuaron en la memoria colectiva y quienes las conocen se debaten en sentimientos encontrados que van en la escala del amor al odio: así de complejas somos las mujeres.

Pero ellas han sazonado la Historia o la Literatura. No ha podido silenciarlas ni haber sido las segundas en la creación o ser la culpables de la expulsión del Paraíso; la supuesta fragilidad, la delicadeza que nos adjudican, a algunas sin merecerlo; el rol pasivo que se espera en muchos casos en la vida sexual y doméstica o en la existencia misma; que la dama del ajedrez sea más bajita que el rey; que en el mundo animal los machos sean más bellos; nada ha detenido el empuje de la mujer ni la Real Academia de la Lengua Española y su negativa al reciente intento por establecer como norma las marcas de género que visibilicen a la mujer, incluso desde el lenguaje, como ente activo de la sociedad.

Las musas, la madre de los dioses, el nombre del planeta o las casi 50 que han ganado el Premio Nobel en diversas áreas son todas hembras, y ni la triple jornada o las cuerdas que ciñen a la mayoría las detuvieron, aunque no dudo que este reconocimiento haya venido con un alto precio de privaciones y desmanes.

Muchos creen que es un castigo haber nacido mujer, que vivir bajo el sino de este género condena a una existencia de sumisión, de espera. Otros ven a la madre, a la reina del hogar, a la fertilidad, la paciencia en el cromosoma X. La sociedad marca estereotipos, impone normas, clasifica, pauta, regula, pero cada individuo es dueño de sus actos y muchas veces de la transgresión de estas barreras surge lo bello, novedoso, singular.

No creo que la grandeza de una mujer deba medirse por lo que ha alcanzado en la misma rama que un hombre, eso es en sí mismo un modo de discriminar. La discriminación positiva es tan perniciosa como la que habitualmente enfrentamos.

Una amiga dice que lo importante es el talento, que a los hombres no les importa si te duelen los ovarios. Yo añadiría, a la humanidad tampoco. Siempre que muestre su valía, sobreponiéndose a siglos de empoderamiento masculino, el éxito de la mujer estará más cerca, claro que le costará el doble, eso tiene mérito añadido, después de todo Juana de Arco, Marie Curie, Indira Gandhi, Teresa de Calcuta, Amelia Earhart, Eva Perón, tampoco lo tuvieron fácil, pero ahora son símbolos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De lupas y catalejos

Corro el riesgo de equivocarme, segura, - como dice el poeta - de que "por un fuego que no des a tiempo puede no salir el Sol"

Desde la otra esquina

"Una mirada desde Holguín y para el mundo..."

De mi país

Para conocer de la isla y su gente

edumund

Just another WordPress.com site

Letra joven

Para reflexionar, reír, debatir y publicar.

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Cuba nos une

"Cuba es tu corazón, Cuba es mi cielo, Cuba en tu libro mi palabra sea."

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

Cuba en letras

Contar la Isla desde un blog

A %d blogueros les gusta esto: