Archivo mensual: marzo 2015

La Luz tiene “fuego garantizado”


Pareciera que dragones, caballeros y míticas criaturas se han puesto de moda, pues últimamente los medios reproducen, con bastante frecuencia, historias que involucran a estos personajes. Ello podría interpretarse como la expresión de un anhelo del público por experimentar el sobresalto de vivir en un universo donde la magia es posible y existe algo más poderoso que el ser humano, algo que puede ser bello y terrible.
Este renacimiento de viejos mitos germina con más fuerza en la imaginación de niños y niñas y la literatura es fertilizante utilísimo en tales menesteres.100_7028 Tal vez por eso Ediciones La Luz, perteneciente a la Asociación Hermanos Saíz, de Holguín, trae una propuesta con “fuego garantizado”. Se trata del libro De caballeros y dragones, un conjunto de seis cuentos escritos por Elaine Vilar Madruga, joven narradora, poetisa y dramaturga habanera, multipremiada en certámenes nacionales e internacionales, quien es además fundadora del Taller de Literatura Fantástica Espacio Abierto.
El volumen, a presentarse presenta en esta feria del libro, es parte de la colección infantil Jigüe, y la magia no solo está entre líneas sino que ofrece a los pequeños la posibilidad de hacerla con sus propias manos, a partir de las ilustraciones creadas por Alexei Alfonso, para colorear, así como un castillo armable de cartulina con personajes incluidos, todo pensado para que nazcan nuevas historias.
Elaine Vilar, con un lenguaje despojado de afeites excesivos, pone a los niños como protagonistas y estos, en su mayoría, tratan de convencer a los descreídos de la existencia de dragones, caballeros o la inmortalidad de sus parientes.
No son precisamente complicadas narraciones las que aquí se presentan, sus conflictos se solucionan en corto espacio y el contexto es moderno y cotidiano, separado de las habituales mazmorras, castillos o escarpados riscos de un antiquísimo paisaje europeo. Tal vez por eso llegan en estos cuentos temas como los roles de género o la presencia de varias generaciones en un mismo hogar.
En De caballeros… los abuelos aparecen de continuo, son cómplices o cultores de la fantasía, consentidores, simpáticos y algunos escépticos, pero como diría uno de los personajes de este libro: “la familia es la familia, aunque sean unos incrédulos”.
Permeado de una ternura tibia (tal vez por el fuego de algún dragón), recibirán los pequeños este libro que Ediciones La Luz, seguramente en el afán de despertar pasión por la lectura, les regala.

Anuncios

Getting old


Si la música de los 90 te hace sentir extraña, si miras a los niños por la calle desde arriba y con ternura, si tratas de dar lecciones, si sermoneas a alguien, si te piensas mucho para cualquier paso, es obvio: estás envejeciendo…sí, no se trata de patas de gallina o michelines, es una actitud. Por eso me asusto.images


Muerte en el parque


parque-calixto-garcia-periquera_amauris09
Todo pasó en este febrero de vientos extraños. No fui testigo de sus muertes, pero vi los restos en medio de la calle, en el mismo centro de la ciudad. Les miré detenidamente, tratando de adivinar o encontrar indicios de la edad en los cuerpos inertes. Me asombró la impavidez de los otros transeúntes, a fin de cuentas, después de aquello la ciudad no sería igual, pero ellos, miraban y seguían sus rumbos.
En tanto aquellos gigantes continuaban allí, despedazados, y pensé en cuánto podrían haber dicho si hubieran tenido cómo, ellos que habían sido testigos discretísimos de amores que algunos condenan, de transacciones por un combate cuerpo a cuerpo, o de los chicos a la última moda cayendo de sus patinetas.
DSC_1462
Con ellos también se fueron el granito extensamente pulido por tanto cuerpo recostado, y una claridad inmensa inundó el parque, que ahora parece medio desnudo ante la mirada inquieta de quienes llegaron luego.

Porque los restos fueron retirados poco tiempo después, y supe que estaban enfermos, que fue necesario cercenar sus ramas, derribar sus troncos, arrancarlos de raíz, esas extremidades que por décadas horadaron aceras y muros.
Así murieron los viejos ficus, vencidos por la circunstancias y para evitar que otros a su alrededor enfermaran también. Entendí eso tal vez como un sacrificio necesario, pero tanta luz, allí donde hubo fronda, todavía a más de una semana de distancia, me inquieta intensamente.


De lupas y catalejos

Corro el riesgo de equivocarme, segura, - como dice el poeta - de que "por un fuego que no des a tiempo puede no salir el Sol"

Desde la otra esquina

"Una mirada desde Holguín y para el mundo..."

De mi país

Para conocer de la isla y su gente

edumund

Just another WordPress.com site

Letra joven

Para reflexionar, reír, debatir y publicar.

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Cuba nos une

"Cuba es tu corazón, Cuba es mi cielo, Cuba en tu libro mi palabra sea."

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

Cuba en letras

Contar la Isla desde un blog