El charco misterioso


images

La culpa es algo que se carga y no es equipaje ligero. A veces, para demostrar que se es honesto uno debe asumirla. En ocasiones nos la echamos encima para proteger a alguien querido. Pero los niños, cuando aún desconocen a la hipocresía y el sacrificio suelen hacer malabares increíbles para deshacerse de ella. La tarde de esta historia no había llovido, ningún vecino había lanzado agua desde las alturas. Nadie había regado las plantas. No entendía entonces cómo se había formado aquel charco en el balcón. En casa solo estábamos Lucía y yo, así es que después de deducir el origen del charco misterioso le pregunté: ¿Fuiste tú quien se orinó aquí? Ella solo miraba hacia los lados con sus grandes ojos redondos de niña recién despertada. Entonces cambié el tono: ¿No sabes quién fue? En aquel momento la pícara encontró su escapatoria y dejó caer la culpa sobre alguien a quien me sería posible reprender.

images (1) Fue un monstruo. ¿Qué madre podría enfrentarse a semejante “orinador” de balcones? , pensé mientras buscaba la colcha y el trapeador. Cierto es que muchos padres pierden la paciencia cuando el “pipi”, los sorprende en las mañanas. Otros, o los mismos, se molestan mucho porque los niños se entretienen tanto en los juegos que no quieren ir al baño hasta que la urgencia es mucha y terminan por orinarse encima o te hablan del “pipi volador”, ese que está tan apurado que no aguanta hasta llegar al orinalito. Pero en estos casos, quién es responsable, a quién se puede culpar si hasta la abuela cuenta que cuando papito era pequeño decía que el cosquilleo en las madrugadas de un elefante de trompa amarilla, le hacía mojar su camita. Hay que aceptar la teoría de los monstruos orinadores. Al menos yo lo haré. Hasta que mi hija conozca el pesado fardo de la culpa intentaré vigilar a cualquier criatura extraña que se acerque al balcón y entrenaré al “pipi” para que no vuele.

Anuncios

One response to “El charco misterioso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De lupas y catalejos

Corro el riesgo de equivocarme, segura, - como dice el poeta - de que "por un fuego que no des a tiempo puede no salir el Sol"

Desde la otra esquina

"Una mirada desde Holguín y para el mundo..."

De mi país

Para conocer de la isla y su gente

edumund

Just another WordPress.com site

Letra joven

Para reflexionar, reír, debatir y publicar.

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Cuba nos une

"Cuba es tu corazón, Cuba es mi cielo, Cuba en tu libro mi palabra sea."

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

Cuba en letras

Contar la Isla desde un blog

A %d blogueros les gusta esto: