El futuro eres tú


Y… no ha cumplido aún 20 años y tendrá a su segundo hijo. En duodécimo grado salió embarazada y decidió dejar la escuela para atender al bebé. Su novio obtuvo una carrera pero la deficiente formación vocacional le jugó una mala pasada y decepcionado desertó. Ahora espera terminar el Servicio Militar para, a través de la Orden 18, obtener una carrera universitaria.
Tomar decisiones, mirar hacia el futuro con perspectiva y sentido común, parece mucha responsabilidad para un adolescente. La madurez psicológica no llega a todos al mismo tiempo, por eso a la familia y la escuela compete la formación vocacional de sus muchachos, aunque en ocasiones ambos incumplen con tal cometido o lo hacen de manera insuficiente.
Según Luis Arias, jefe del Departamento Provincial de Secundaria Básica, casi al finalizar el 2011, la cifra de alumnos desvinculados de los estudios, tras culminar el noveno grado, se aproximaba al centenar, con marcado predominio de las hembras. Ello obedece a la prioridad otorgada a las especialidades Construcción y Agronomía, lo que provoca, en la mayoría de los casos, desmotivación de las féminas. Por ende las carreras enunciadas son las de mayor incidencia en el abandono escolar.
En el caso de los que desertan sin haber concluido sus estudios en esta enseñanza, son por lo general repitentes que se sienten desfasados respecto a sus compañeros, pues como es sabido, en la pubertad un mes cuenta para hacer la diferencia. A ello se suma el embarazo y matrimonio precoz.
Este funcionario asegura que a inicio del curso 1444 alumnos no se habían incorporado a la docencia. Ello motivó la visita a los familiares para interactuar con estos a fin de garantizar la incorporación de los educandos a sus escuelas respectivas.
Arias afirma que “Holguín es la única provincia que, en este curso, hizo dos modificaciones al plan de plazas, inicialmente para el municipio cabecera y en un segundo momento nos aprobaron, atendiendo las necesidades de algunos territorios, abrir algunas plazas. Pero esto no será algo que podrá repetirse.
En tal sentido las hembras se encuentran en desventajas, pues aquellas al final del escalafón solo encuentran opciones, desde antaño estereotipadas como oficios masculinos. No hay mucho que pueda hacerse en estos casos, pues “el rendimiento es quien hace la diferencia”, explica Luis Arias y apunta la necesidad del ingreso de estudiantes motivados a alcanzar la Educación Superior, con lo que los jóvenes no derrocharán tres años para luego acogerse a una opción que desde el noveno grado tuvieron.
Por otra parte, la ley establece la obligatoriedad de culminar la Secundaria Básica. Además el gobierno cubano extiende sus opciones, facilitando vías para el ingreso a diferentes modalidades de la Educación, como la Enseñanza Técnica Profesional.
Según Diana Rosa Suárez, jefa del Departamento Provincial de esta esfera, a inicios del curso existía un pequeño número de deserciones en dicha enseñanza. Cercano al 2012, solo llegaban a seis, fundamentalmente de segundo y tercer año, los que fueron visitados y “se les ofreció cambiar su especialidad por una afín, ejemplo: a los técnicos medios se les propuso pasar a obreros calificados, para terminar en dos años. Aquellos que no se incorporen inmediatamente tienen derecho a matricular en la Facultad Obrero Campesina.”
Diana Rosa Suárez expone entre Las causa del abandono escolar “el ingreso de educandos sin una adecuada formación vocacional. En muchas ocasiones enfrentan programas y planes de estudios, donde predomina la actividad práctica, como las de la rama agroindustrial, que no son de las más demandadas”. Para los trabajadores de Educación la permanencia es imprescindible pues “nuestra eficiencia consiste en graduar al estudiante, de lo contrario significa una derrota”, opina esta funcionaria.
La búsqueda de medios para evitar dicho fracaso es constante. Según Suárez, para “el alumno que llega desmotivado, existe una estrategia que depende también del apoyo de la familia, pues en ocasiones existen algunos con determinada vocación y en el hogar los desestimulan, a veces por razones económicas o de otra índole.
Otro factor que atenta contra la permanencia es el ingreso de estudiantes con afecciones que dificultan su inserción en algunas especialidades y demandan la reorientación hacia otras, a fin de conservarlos y que se gradúen.” La raíz de tal fenómeno se encuentra en que algunos niños con padecimientos severos, ocupan posiciones desventajosas en escalafones que los conducen a carreras, para ellos, imposibles de desempeñar.
Por otra parte surge una nueva inquietud en padres y alumnos, ¿para dónde van estos muchachos una vez concluidos sus estudios?
Suarez recuerda la garantía de ubicación para la totalidad de la matrícula existente en años anteriores y lo contrapone a la situación actual donde no es posible ubicar a todos los egresados, de algunas especialidades, debido a la cantidad de graduados existente y al desarrollo económico del territorio. Según asevera Diana Rosa “en estos casos y a partir de las posibilidades de cada territorio, tras coordinar con el Órgano de Trabajo, se les ofrece la posibilidad de optar por plazas que no están directamente vinculadas a su perfil.
No obstante, como parte de otra de las misiones que tiene esta enseñanza, los estudiantes, al terminar sus carreras, están listos para la vida, algo que debe entender la familia. Muchos piensan que como no hay una garantía de empleo, no tienen por qué estudiar, lo que influye en la desmotivación y no incorporación a los estudios. Pero la oportunidad de aprender un oficio, de saber desempeñarse en una actividad técnica, nunca está de más.”
La jefa del Departamento Provincial de Enseñanza Técnica Profesional precisa que “esto es una situación coyuntural y tener una preparación es importante para todos. Además está la modalidad del empleo no estatal, que si bien no lo otorgamos nosotros, el estudiante puede acceder a ella como otra opción.”
Al culminar el pasado curso más de dos mil estudiantes no ingresaron a la Educación Superior y se les ofertaron carreras de dos años en la Universidad de Ciencias Pedagógica holguinera, a fin de formarse como profesionales de Secundaria Básica. Opción aceptada por varios cientos.
Abel Ricardo, funcionario del Departamento de Enseñanza Media informa que además se les ofrecieron 2678 carreras de Obreros Calificados, en toda la provincia. Pero muy pocos aceptaron y solo se pudo abrir un grupo con 26 estudiantes.
Ricardo asevera que cada estudiante que rechazó sus opciones fue visitado. Entre las razones alegadas para tal actitud se encuentra el comienzo de la vida laboral, el matrimonio, la maternidad, etc. Este funcionario explicó que “la posibilidad de seguir estudiando se les puso en las manos a través de las opciones disponibles en ese momento. Los Gobiernos y la FMC de los municipios trabajaron en función de garantizar una plaza para cada uno.”
Ahora cabría preguntarse si los jóvenes son conscientes de la imposibilidad que enfrenta el país de sostener un curso de superación para desvinculados de forma masiva, como hasta hace poco, si saben de su responsabilidad de aportar a la sociedad.
¿Hasta cuándo cuestionaremos y señalaremos la deficiente formación vocacional para encargarnos realmente de ella? No tendremos jóvenes enamorados de la Agronomía si no conocen sus encantos, por ejemplificar. ¿Hasta cuándo los oficios serán vistos como la opción postrera?
Tampoco creo justo que el magisterio sea la última alternativa, pues aunque mucho pueden aprender una vez que comiencen en dicha carrera, todos los padres quieren para su hijo el mejor maestro y no es infrecuente que ante las aulas estén muchachos desmotivados y sin vocación que desvirtúan el sagrado evangelio que es la educación.
El garante para la continuidad de estudio radica en un trabajo multisectorial y la expulsión de prejuicios como la distribución de los oficios según el género. Es preciso entender al trabajo por cuenta propia como una forma lícita y valedera de obtener el sustento. La modificación de la conciencia, hecho que no será inmediato pero que urge comenzar, demostrará a cada joven que el futuro se fabrica desde sus decisiones en el presente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

De lupas y catalejos

Corro el riesgo de equivocarme, segura, - como dice el poeta - de que "por un fuego que no des a tiempo puede no salir el Sol"

Desde la otra esquina

"Una mirada desde Holguín y para el mundo..."

De mi país

Para conocer de la isla y su gente

edumund

Just another WordPress.com site

Letra joven

Para reflexionar, reír, debatir y publicar.

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

Cuba nos une

"Cuba es tu corazón, Cuba es mi cielo, Cuba en tu libro mi palabra sea."

La mariposa cubana

un capullo de cubanía y de fidelidad

Cuba en letras

Contar la Isla desde un blog

A %d blogueros les gusta esto: